La Ley de la Atracción Mutua

Te diré unos cuantos secretos que les han negado al público la gente que intenta controlarnos.
Cuando Dios creo el universo, Él puso en marcha unas leyes que nos ayudan a ser las personas felices e exitosas que debemos ser.
Aquí les va una:
La ley de la atracción mutua.
Tú jalas hacia ti lo que sientes dentro de ti.
En práctica, esto significa de te tienes que emular lo que necesitas.
Un ejemplo: necesitas dinero. No es bueno decirle a Dios “O Dios, tengo un problema de dinero y tengo facturas que no puedo pagar” porque Dios escucha tu plegaria y se dice “O, esta persona se está concentrando en tener problemas de dinero, así que le enviare más problemas porque eso es lo que quiere.” Así es como funciona la ley de la atracción mutua. Tu siempre jalas hacia ti lo que estás pensando.
Llegamos a la segunda ley:
Sigue to mayor felicidad.
Estas dos leyes están conectadas. Si tu mayor “felicidad” es de ser infeliz porque tienes problemas de dinero, Dios te enviara más problemas.
Obviamente, no queremos eso, ¿así que, qué hacemos?
Es Fácil.
Tienes que darte cuenta de que el tiempo no existe, es una ilusión. Entonces, la respuesta a tu problema ya existe, ya nomás la tienes que jalar hacia ti.
La manera de hacerlo, es de pensar en lo que harías si el dinero no fuese un problema. Estoy hablando del dinero pero esta es una técnica que puedes usar para atraer lo quieras a hacia ti.
Imagínate, continuando con el tema del dinero, que ya tienes suficiente dinero en tu cuenta bancaria para cubrir todas tus facturas y que la cantidad de dinero que tienes siempre la tendrás, sin importar lo que pase. Imagínate ese sentido de felicidad, paz y contentamiento que tendrías al tener tanto dinero que nunca más tendrás un problema de dinero en tu vida. Siente realmente esa emoción de paz y felicidad. Sostente a esa emoción y dile gracias a Dios “gracias Dios por enviarme tanto dinero que nunca más tendré ese problema.” Siente siempre que puedas esa emoción, día y noche, y el dinero aparecerá.
Dios sentirá tus emociones de felicidad y paz, y gracias a la ley de la atracción mutua, te enviará lo que quieres y más. ¿Cómo puedes adquirir conocimiento y sabiduría? En la vida real, no existen los secretos, no existen las áreas tabú. Esto lo creo la gente que intenta controlar la mente de los demás. ¿Crees realmente que Dios nos escondería a nosotros, sus hijos, la sabiduría de cómo funciona Su universo? No. El hombre intenta evitar que aprendas esto a manera de que te controlara con la farsa de la religión.
De nuevo, podemos usar la las leyes de Dios para atraer lo que queremos a nuestras vidas.
Piensa en lo que quieras aprender. No pienses en sentido negativo, “O no sé cómo hacer eso, o aquello.”
Dile a Dios, “quiero sabiduría y el conocimiento, y quiero que tú, Dios Todopoderoso, quien es mi Padre, me lo envié, y te agradezco que lo hayas hecho.”
Siente la felicidad que llega cuando todo tus problemas son resueltos, y Dios entenderá lo que necesitas y te abrirá la puerta para permitirte acceso a la sabiduría que deseas.
Para recapitular:
Quieres conocimiento y sabiduría.
Crea dentro de ti el sentimiento de felicidad que llegara con tener la sabiduría y experiencia.
Agradece a Dio por enviártelo, y por medio de la ley de la atracción, te llegara la sabiduría y la experiencia. Nunca pienses negativamente, solo positivamente, y siempre lleno de felicidad, Como si realmente tienes todo lo que buscas y te sientes lleno de alegría por todo lo que recibes.
Las leyes realmente funcionan.
Ya por el empujón que sentiste al contactarme, te he abierto esta puerta. Ahora está en ti poner en práctica lo que te he dicho y la puerta se te abrirá del todo.
Recuerda las palabras de Jesús:
Busca y encontraras.
Toca y se te abrirá.
Pide, y se te dará.
Luego tienes que agradecerle a Dios que ya tienes lo que buscas y necesitas, y en efecto, lo recibirás.

Para descargar esta lección, oprime el link:

Icon

PDF - La Ley de la Atracción Mutua 98.45 KB 32 downloads

...