La Oración Positiva

En el mundo esotérico que nos rodea, sucede todo tipo de cosas que la ciencia no investiga.

Cuando la gente reza, generalmente reza de esta manera:

“O Dios, tengo este problema, o aquel problema. Por favor ayúdame.”

Se les responden a todas tus plegarias. Pero cuando hacemos oraciones como la del ejemplo, la gente encuentra que las cosas solo empeoran y luego se preguntan porque.

La respuesta tiene que ver con la ley espiritual a la que llamamos “la ley de la atracción.” Las cosas similares se atraen. Se te regresa lo que tú das al mundo.

De acuerdo con la ley de la atracción, si le dices a Dios que tienes un problema, la fuerza te responde con lo que piensa que le estas pidiendo (como más problemas), y te los envía.

Esto no es de mucha ayuda.

Aquí es donde llegamos a lo complicado. El tiempo no existe. Solo existe la secuencia de eventos. Si el tiempo no existe, la respuesta a tus oraciones ya existe y solo necesitas atraerla a tu realidad.

Así que, para que te llegue una respuesta positiva, tienes que rezar de esta manera:

“Gracias Dios por resolver mi problema.”

De esta manera atraerás la respuesta a tu problema.

Si tuvieras un problema y este se resolviera, imagínate la felicidad y el alivio que sentirías al saber que jamás volverás a tener ese problema.

Cuando ores, agradécele a Dios que te resolvió el problema y luego imagínate que el problema se ha ido y que nunca volverá. Esto es lo importante. Tienes que sentir verdaderamente el alivio, la paz y felicidad que sentirías al saber que tu problema se ha ido.

La ley de la atracción tomara esos pensamientos y te regresara lo que pides, ósea, te resolverá el problema.

Esto funciona en realidad.

Para descargar esta lección, oprime el link:

Icon

PDF - La Oración Positiva 68.93 KB 14 downloads

...